La elite jurídica china busca formación legal en España

Expansion.com 13/12/2014

El Centro de Estudios Garrigues enseña normativa europea a 47 abogados provenientes de los 20 mejores bufetes de China. El objetivo: comprender nuestro derecho para potenciar los contactos económicos.

Existen muchas maneras de impulsar la economía española fuera de nuestra fronteras. Una de las más llamativas se ha forjado a través de un acuerdo entre la All China Lawyers Association (ACLA) y el Centro de Estudios Garrigues, institución en la que 47 abogados están recibiendo una formación acelerada en derecho español y europeo. De esta manera, estos letrados comprenderán nuestros entresijos normativos y podrán aconsejar mejor a sus clientes cuando decidan invertir en nuestro país.

«La economía china atraviesa un periodo muy dinámico y muchas compañías miran hacia España para realizar inversiones. Para nosotros, como abogados, es esencial comprender a lo que se tendrán que enfrentar legalmente en caso de que decidan hacer negocios en España. Este curso nos está dando todas las herramientas necesarias para aconsejar a nuestros clientes», explica Haiyan Cui, socia sénior de Brighteous Law Firm.

Su colega Yi Zhang, socio de Zhong Lun Law Firm, está convencido de que todos los letrados regresarán a China con las ideas mucho más claras sobre el sistema legal español. «A través de estas seis semanas, estamos asimilando el funcionamiento normativo español, sobre todo en materias como energía, propiedad intelectual, derecho marítimo, arbitraje internacional o derecho corporativo y financiero. Nos está sirviendo para asimilar el know how legal, pero también para entender la cultura local, así como la manera de hacer y actuar, algo muy necesario para realizar este tipo de inversiones».

Tanto Cui como Zhang dicen haber percibido un enorme potencial empresarial en España y aseguran que nuestro país es un lugar muy atractivo para las compañías chinas. «Existen muchas áreas en las que España y China pueden cooperar, como en asuntos financieros o en energías renovables, y estamos formándonos para poder potenciar este tipo de cooperación económica», asevera Cui.

Normas similares

Tras más de cinco semanas de formación, Gao Xiaoguang, socio director de Paramount Law Firm, asegura que, en el fondo, nuestro sistema normativo no es tan diferente al chino, ya que se basa en códigos, no como ocurre en el derecho anglosajón. «Las leyes españolas son algo que nos resulta familiar, aunque evidentemente existen muchos matices. China está reconstruyendo su sistema legislativo y las relaciones económicas internacionales están teniendo influencia en las nuevas normas. Por eso, este curso también nos puede servir para apoyar al legislador en el proceso de creación de leyes, como asesores, y explicar lo que existe en España».

Estructura del curso

Este programa se empezó a forjar en Shanghai, mediante conversaciones entre la sede de Garrigues allí y la ‘All China Lawyers Association’. Una vez en manos del centro de estudios del bufete, éste elaboró un programa teórico-práctico repartido en seis semanas e impartido en inglés. Las tres primeras semanas se centran en sesiones explicativas de la normativa española en materias como la propiedad intelectual, el derecho internacional marítimo o asuntos relacionados con las áreas de laboral o fiscal. Durante la cuarta semana, los 47 letrados chinos han visitado las instituciones europeas, para comprender de primera mano su funcionamiento. En las dos últimas semanas, los abogados acuden a la sede madrileña de Garrigues para enfrentarse in situ a casos prácticos junto a los socios del despacho.