La hoja de ruta a seguir en los procesos de internacionalización

Diariojuridico.com 02/10/2014

En un mundo global y cambiante salir al exterior cada vez es más complejo. Para asegurar un buen aterrizaje en el país de destino, antes hay que preparar muy bien el terreno, elegir el socio correcto, hacer un completo estudio del mercado y estudiar los posibles riesgos. SS Consulting da las claves para asegurar el éxito en los procesos de internacionalización.

Salir al exterior en búsqueda de nuevos mercados se ha convertido en una necesidad para muchas empresas españolas de todos los sectores, incluido el legal. Sin embargo, en un mercado global y con un entorno muy cambiante, la internacionalización no es tarea fácil, más si se tiene en cuenta que la expansión ya no puede limitarse a los vecinos de Europa y los países latinoamericanos. Ahora hay que apostar por destinos emergentes desconocidos para la mayoría de los empresarios, “no familiares”, con otras lenguas , costumbres y algunos peligros (África, Golfo Persico, Asia). “Antes de salir al exterior hay que preparar muy bien el terreno, buscar un socio adecuado estudiar las costumbres culturales del país, las leyes que rigen en el mismo o el mercado local para asegurar el aterrizaje, rentabilizar la estancia y garantizar la salida en las mejores condiciones”, afirma Rodrigo Quintero socio fundador y consejero delegado de SS Consulting, consultora especializada en el asesoramiento y consultoría a empresas en procesos de internacionalización. “Hay una hoja de ruta a seguir en los procesos de internacionalización”, ha apostillado, Quintero en el acto que la firma, en colaboración con el despacho Cremades-Calvo Sotelo, AON, Relocation Services y Jet Air, ha celebrado hoy jueves en el Club Financiero Genova y que ha reunido a profesionales y empresarios que quieren apostar fuerte por crecer en el exterior.

Hay unos pasos a seguir a la hora de aventurarse fuera de España para intentar prevenir contratiempos en la mayor medida de lo posible. Así, antes de hacer las maletas, hay que hacer un análisis de riesgos, que se diseñan con el objetivo de facilitar y apoyar el proceso de decisión de la alta dirección para el inicio de proyectos de internacionalización, ya que permite identificar los riesgos externos a los que se van a enfrentar y las vulnerabilidades internas de la empresa.

Además será muy necesario hacer una investigación de due diligence (reputacional) del socio local con el que se vaya a asociar, ya que tener un buen socio es pieza clave de toda inversión extranjera. “Un error en su elección puede suponer no solo la pérdida del negocio presente, sino también futuro y afectar además al personal expatriado”, ha asegurado Quintero, quien asegura que por ejemplo elegir mal el socio en un país del Golfo puede tener consecuencias negativas para la internacionalización de esa empresa no sólo en el país en concreto sino en toda la región. “Los due diligence reputacionales son pues esenciales en el proceso previo de entrada a mercados exteriores, siendo un complemento a los estudios de viabilidad de Proyecto que se realizan internamente para dar luz verde a la inversión”, afirmó SS Consulting.

Un buen socio

Por otro lado, en entornos nuevos de trabajo, la elección del personal es clave, ya sea los puestos directivos de responsabilidad o los locales de apoyo. Una errónea elección del candidato puede incluso derivar en filtraciones de información sensible al exterior que pueden causar riesgos de operativa, comercial o de seguridad importantes.

Será necesario hacer un estudio de entrada de mercado, que permite, entre otros, la identificación completa del socio local; disponer de un mapeo de competidores y su

posicionamiento actual frente al proyecto; Proporcionar información sobre la estructura de funcionamiento de los órganos de decisión locales de la licitación; Conocimiento sobre el sistema de adjudicación de contratos y órganos clave en el proceso; saber el estado actual del proceso y de la propia licitación presentada (potenciales trabas y problemas). Así si tras un estudio de mercado y local se sabe que tal adjudicación de infraestructura se va a dar a dedo a tal empresa, quizás sea mejor ir a otro sitio.

Formación del personal

Tras la elaboración en fase preliminar, de los correspondientes Informes de Riesgo País, se procederá a la formación de los expatriados, ya sean itinerantes o permanentees antes de salir a destino. El contenido de estas formaciones iniciales, al menos debe incluir los siguientes: informe de Riesgo País, logística, seguridad, usos y costumbres

Medidas de mitigación

Una vez adjudicado el Proyecto, se procederá a la elaboración de los Planes de Prevención y Mitigación y a su posterior implantación entre el personal expatriado. Los principales Planes a implantar de cara a proteger los activos de la empresa en el exterior son, entre otros: plan de Evacuación de destino, de contingencias, de gestión de crisis y plan de Seguridad de Información (física, lógica y procedimental).

“El secreto está en conocer las herramientas que la empresa dispone para blindarse ante sucesos que generen algún tipo de crisis, disponer de mecanismos de respuesta inmediata eficaz y utilizarlas de forma personalizada por proyecto y país”, apunta el socio de SS Consulting.

Tributación fiscal

Mabel Zapata, socia del Área Fiscal de Cremades & Calvo Sotelo, dio una breve explicación sobre que hacer en materia fiscal a la hora de mandar a un trabajador al extranjero. Cuando se pierde la residencia fiscal en España, donde habrá una doble imposición y cómo hay que hacer los trámites para evitar problemas. Por su parte, María José San Agustín, directora de Salud de AON, explicó las ventaja de que el expatriado cuente con un buen seguro sanitario en el país donde va; Beatriz Carro de Prada, fundadora y socia ejecutiva de Relocation Services, explicó las claves para que el expatriado tenga éxito y su aventura profesional sea un éxito. Por ultimo, Tatiana Krakmaloff, directora para España y Suramérica de JetAir, explicó como se practican las evacuaciones aéreas en países en conflicto o cuando sucede algún percance.