El nuevo ministro de Justicia revisará los proyectos de Gallardón

diariojuridico.com 16/10/2014

Catalá ha anunciado que se analizarán las tasas judiciales, se mantendrá los partidos judiciales actuales, se revisará el proyecto de Ley de Justicia Gratuita y se considerará eliminar la pena de prisión permanente revisable del nuevo Código Penal.

El nuevo ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha anunciado este martes ante la Comisión de Justicia del Congreso que revisará la mayoría de los grandes proyectos y propuestas de Gallardón y que apuesta por el consenso para afrontar las próximas reformas de la Justicia.

Queda por ejemplo en un cajón el anteproyecto de LOPJ y Catalá ha explicado que pretende comenzará de cero con la reforma de esta ley. Además, ya ha avanzado que no se eliminarán los partidos judiciales, como preveía el texto de Gallardón, y se limitará a cambios organizativos. El ministro no se ha pronunciado sobre la intención de Gallardón de suprimir el aforamiento de jueces y fiscales.

El nuevo ministro también se ha comprometido analizar la implantación de la ley de tasascon todos los operadores jurídicos y la oposición y considerar una reforma, ante “el rechazo que ha generado”. También se comprometió a añadir enmiendas en la Ley de Justicia Gratuita para garantizar el servicio a todo aquel que lo necesite, revisando si hace falta los umbrales de renta. Además, de suscribir convenios con las comunidades autónomas con competencias y establecer previsiones en los presupuestos para que se garantice la asistencia gratuita.

En su momento quedó en un cajón el ambicioso borrador de Código Penal Procesal que preveía muchas e importantes novedades en materia procesal penal, como la instrucción por parte de fiscales. Ahora Catalá lo ha enterrado definitivamente y anuncia una nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal con cambios mínimos como la doble instancia penal, que ha sido exigida reiteradamente a España por instancias internacionales.

En esta línea se enmarca su propuesta de excluir el juicio en casos de delitos de conducción en estado de embriaguez si la pena propuesta por el fiscal es una multa y la privación del carnet de conducir, siempre que el acusado lo acepte. De esta forma, se aliviará la carga de jueces y secretarios judiciales, ya que ahora mismo las sentencias sobre este tipo de delitos suponen el 50% de todas las sentencias condenatorias.

Catalá también ha anunciado que quiere buscar acuerdos sobre el nuevo Código Penal, que está desde hace meses en trámites parlamentarios. En ese sentido, no descartó eliminar la prisión permanente revisable, una de las novedades más polémicas.

En la línea de negociación que quiere seguir el nuevo ministro, también anunció la convocatoria de una mesa sindical, una conferencia con las comunidades autónomas y reuniones con la oposición. También se ha comprometido a agilizar los trámites de los asuntos penales complejos para que los casos de corrupción no sean tan largos y la ciudadanía “no se sienta defraudada”.

El Ministro también insistió en que dado el poco tiempo que resta de legislatura algunos de los proyectos no podrán concluir pero se ha comprometido en abordar unas pocas reformas que sean realizables en este tiempo.